Blog

Abuelos, hijos y nietos

Posted by DIOGENES GUILLEN on July 23, 2009 at 7:26 PM

Cuando tenemos más días de descanso aumentan las ocasiones de trato con familiares y especialmente entre abuelos, hijos y nietos. La calidad de esta convivencia intergeneracional será una buena muestra de cómo estamos construyendo un mundo mejor para los que, tarde o temprano, nos van a relevar en esta vida.

Seguro que estaremos de acuerdo en que nunca será suficiente una relación «de mínimos» entre abuelos, hijos y nietos. Y es que tenemos el sentido común para entender la equidad como la perfección de lo igual. Es una forma de mejorar o asegurar lo justo formulado por las leyes.

Recordemos que en una sociedad verdaderamente justa, los principios de equidad e igualdad no se anulan uno al otro. Ambos se aplican porque son interdependientes: ninguno es suficiente sin el otro. En una sociedad de iguales donde no hay equidad, habrá una igualdad restringida porque todos somos diferentes desde el punto de vista biológico, social y cultural, y necesitamos cosas distintas en tiempos distintos. De ahí que no en todas las circunstancias la equidad entre generaciones se manifiesta de la misma manera.

Tenemos claro que lo que se pasa de abuelos a hijos y de éstos a nietos no es una mera acumulación de conocimientos o bienes. Es, intentemos que sea, además, una transmisión de valores, una dinámica de mejora integral de la persona y su entorno. Este incremento debería generar una extensión de «vida buena» en todos los ámbitos de las relaciones humanas: política, educación, economía, ciencias, ecología, etc.

Considero que la mejora de la generación siguiente tiene mucho que ver con la cohesión familiar, ya que es la familia medio eficacísimo de atención desigual, y desiguales somos las personas. Así, ocurre que la riqueza global que se transmite, queda asegurada por el vínculo estrecho y sincero entre una generación y otra.

Vemos evidente la necesidad de más trato, más convivencia entre padres e hijos. Pero no perdamos ocasión también para que nietos, hijos y abuelos compartan entre todos ellos tiempo libre y descanso, juegos y conversaciones que, aunque sean «batallitas», correcciones o pequeñeces de unos u otros, alimentarán una estima y comunicación valiosísimas para el futuro de todos.

La prudencia, experiencia vital, comprensión y ternura —contra toda adversidad o desánimo— que muestran muchas abuelas y abuelos, pueden compensar de manera extraordinaria las tensiones y precipitaciones de los adultos, pues a veces nos vemos condicionados por la «urgencia» del momento o la falta de perspectiva vital.

En todo caso, abuelos y padres acordarán los medios para evitar desautorizaciones hacia éstos últimos, y también para superar la excesiva protección de los más mayores sobre los nietos.

La fragilidad, limitaciones y necesidades extraordinarias de la ancianidad pueden resultar una auténtica carga. Pero no es la persona anciana en sí una carga, sino sus circunstancias de edad o enfermedad. Por ello, la familia puede y debe unirse y reunirse en torno a los ancianos, sean más o menos capaces, como también se solidariza con un enfermo de 20, 30 ó 40 años.

Además, reconozcamos la importancia que tiene para los niños el hecho de poder situarse, en el tiempo, respecto a sus ascendentes, saber de primera mano experiencias antiguas y fascinantes, conocer sus raíces.

Seguro que podemos construir un diálogo más comprensivo y fluido. Convertiremos el conflicto que pueda aparecer en cooperación. Niños, jóvenes, adultos y ancianos, nos sabremos miembros de un maravilloso equipo que extiende su siembra de felicidad —con dificultades, por supuesto— a lo largo de la historia humana, generación tras generación.

 

Emili Avilés Cutillas

Padre de familia numerosa. Profesor especialista en pedagogía terapéutica.

Subdirector de Educar es Fácil.

 

 

Categories: None

Post a Comment

Oops!

Oops, you forgot something.

Oops!

The words you entered did not match the given text. Please try again.

Already a member? Sign In

1 Comment

Reply DIVINE
11:22 AM on July 31, 2009 
TODO ESTO SUENA MUY LINDO ES COMO UN GUION PARA LA FAMILIA

ENCUANTO A LAS DIFERENCIAS SE REFIERE PIENSO QUE TIENE MUCHO QUE VEER

NO PORQUE TENGAMOS LA MISMA SANGRE NOS PARECEMOS NI PENSAMOS IGUAL

HASTA EL DIA DE HOY LA CLONACION HUMANA NO ES LEGAL GRACIAS A DIOS POR LO TANTO

CONCIDERO QUE SOY UNICA NADIE PIENSA NI ACTUA NI ES IDENTICA A MI

Y HASTA DONDE SE TAMPOCO TENGO GEMELA OSEA AMO A MI PADRE A MI ABUELA

QUIERO A MI FAMILIA Y TRATO DE SER AMABLE CON TODAS LAS PERSONAS QUE TRATO

PERO PIENSO DIFERENTE Y DESDE QUE SOY MAYOR DE EDAD HAGO LAS COSAS A MI MANERA.

EN LAS FAMILIAS LATINAS ES COMUN QUE ALOS NINOS NO SE LES HAGA CASO LO VIVI

PORQUE SIEMPRE ME GUSTABA ESTAR CERCA DE LOS GRANDES PARA APRENDER POR QUE LOS DE MI EDAD

SOLO ESTABAN JUGANDO TODO EL TIEMPO.

EN FIN LA FRASE MAS COMUN ERA ECHA PA LLA NINA NO FASTIDIES TANTO PERO

IGUAL ME QUEDABA PARA APRENDER DE LAS CONVERSACIONES DE LOS ADULTOS

CUANDO A LOS ANCIANOS SE REFIERE PIENSO QUE NO SON UNA CARGA SON SIMPLE MENTE

EL RECORDATORIO DE QUE PARA LLA VAMOS TODOS. ES FACIL OLVIDAR ESTO CUANDO SOMOS JOVEN

PERO SE DICE QUE LA JUVENTUD ES DE LOS 15 A LOS 35 ANOS DE EDAD Y PARECE MUCHO PERO EL TIEMPO

SE VA VOLANDO ENTONCES PARA QUE DESPERDICIAR LA JUVENTUD EN TONTERIAS DEVERIAMOS DE TENER ESTO CLARO

LA SALUD Y LA JUVENTUD SON PASAJERAS ES MEJOR PREPARARNOS HOY QUE LAMENTARNOS MANANA.

TODOS RASONAMOS DIFERENTES CUANDO NOS PASAN COSAS MALAS PERO CREO QUE EN LA MAYOR PRECION ES DONDE

ESTA LA MAYOR OPORTUNIDAD PARA UN GRAN CAMBIO ME MOLESTAN LAS PERSONAS QUE VIVEN SU VIDA EN PAPEL DE

VICTIMAS NADIE QUIERE SUFRIR NI SENTIR DOLOR PERO TODOS TENEMOS EL POTENCIAL PARA SALIR A DELANTE

SI ERES HOMBRE APRIETATE EL PANTALON Y LEVANTANTE ES MUY FEO UN HOMBRE LLORON EL HOMBRE DEBE SER FUERTE

SI ERES MUJER PARA ALGO TIENES LOS OVARIOS SACA FUERSA Y SIGUE A LANTE LA VIDA NO ES FACIL PARA NADIE

NINGUNO NACEMOS CON UN MANUAL DE INSTRUCCION PERO IGUAL ES MEJOR SUPERARNOS QUE ESTAR PENSANDO EN LO QUE LLA NO ESTA

EN NUESTRO CONTROL. LA VIDA ES BELLA DEVERIAMOS DE IMITAR LA FELICIDAD QUE TIENEN LOS NINOS Y SONREIR POR QUE

A TODO COCHINITO LE LLEGA SU NOCHE BUENA.